Un checo para variar…

Elenita en pago por los últimos feos realizados me debía una cena (que serán más seguro) así que me dejé en sus manos y ella buscó restaurante para cenar!

La elección fue el Pivobar . C/Provença 505 (https://www.facebook.com/pages/Pivobar/120449224781620)

Sinceramente no me imaginaba ni de casualidad que me iban a llevar a un sitio como este, pero no por ello me gustó menos.ç

Primero de todo, hay que reconocer una cosa, era checo eso seguro. Je je je.

Era un bar de 4 mesas, donde podían sentarse como mucho 12 personas una al lado del otro. Una única chica que hacía de barman y ponía cervezas a los clientes y hacía comida (aunque ni cocinan tienen). La carta se basa en 4 platos “literalmente” y los 4 platos que probamos faltaría más.

La foto del local es oscura de narices porque soy muy malo haciendo fotos, pero en esta ocasión mi incapacidad para la fotografía muestra claramente lo oscuro del local, lo pequeño y apartado (lo cual para nada es malo sino definitorio).

IMG-20140301-WA0081

La mujer que nos atendió era encantadora, le preguntamos que tenía y nos recomendó los platos que tenía más frescos y que le habían traído hacía horas (doy fe de verla ponerlo todo en la nevera cuando llegué antes).

Primero un queso frito.

IMG-20140301-WA0074

El pan no puede faltar nunca… y muy bueno la verdad.

IMG-20140301-WA0075

 

Escalope con salsa tártara. La salsa de las mejores que he probado en tiempo.

IMG-20140301-WA0077 IMG-20140301-WA0076

Queso marinado que no habíamos pedido en un principio pero que se nos antojó.

IMG-20140301-WA0079

“sausage” vamos una butifarra de toda la vida!!! jeejejje, pero he de reconocer que el sabor es distinto al de las butifarras catalanas de siempre.

IMG-20140301-WA0080

También comimos un par de albóndigas caseras muy buenas, pero no pude hacer la foto “me las comí antes”!!! jejeje.

Postre no tenían, pero la encantadora camarera/cocinera/dueña/animadora nos dió unas galletitas checas que eran parecidas a un huesito.

IMG-20140301-WA0073

 

Para beber cervezas de barril checas a buen precio y un chupito de Becherovka una bebida que me recordó tanto a mi viaje a Praga!! vaya turca pillé con eso sin darme cuenta!!!

La cena salió por menos de 40 euros,

Realmente, no es un restaurante, es un bar donde puedes tomarte una buena birra y comerte alguna tapita típica checa.

Valoración del “restaurante”

Local: 5/10 pequeño en todos los sentidos.

Comida: 7,5/10 sencillo pero sabroso.

Servicio: 8/10 encantadora la señora.

Lo mejor de la cena, poder compartir conversación y risas con Elena en un ambiente tan distinto a lo esperado.

Anuncios

LITUANIA & ART

Una sorpresa de restaurante en una zona poco explorada para mí de Barcelona.

Carrer Vaelncia 573.

El jueves tenía que ir a comer a casa de mi buen amigo Rafa, pero como se hizo tarde y no queríamos molestar al compañero de piso nos fuimos a cenar fuera. Dentro de las opciones más clásicas escuché la opción de un Lituano… y como no había probado ninguno en Barcelona pues me apeteció mucho.

El local es una mezcla de tienda/casa/restaurante/sala de arte/hogar lituano. Muy difícil de definir exactamente lo que es, pero tenía buena pinta, totalmente vacío cuando llegamos, pero lo bueno es que podíamos elegir cualquier sitio y que la camarera/cocinera/dueña/ambientadora (no es que hubieran tantas personas sino que hacía de todo, tipo hombre orquesta) estaba a nuestra entera disposición!!

Esta es la mesita que cogimos, parecía el comedor de casa de un lituano, con librería incluida.

IMG-20131129-WA0003

La carta se divide entre entrantes, ensaladas, sopas frías/caliente y platos calientes.

IMG-20131129-WA0008IMG-20131129-WA0007

 

Además de la carta teníamos la posibilidad de escuchar a la camarera que nos explicaba uno por uno los platos como le habían salido ese mismo día y que debíamos de comer. Y ante tal sinceridad tuvimos que hacerle caso, por supuesto.

 

Empezamos con un poco de pan negro con queso fundido. Muy bueno.

.IMG-20131129-WA0001

 

Sopa de remolacha tibia, muy sabrosa.

IMG-20131129-WA0006

Después comimos “palomas” que aunque la cosa parezca que vaya de aves, es de cerdo. Son envoltorios de acelga rellenos de carne de cerdo y verduras. la verdad es que un plato contundente pero muy bueno.

IMG-20131129-WA0010

Por último un plato muy tipico de lituana que es una especie de puré de patatas relleno. Muy sabroso.

IMG-20131129-WA0012

De postre probamos dos cositas diferentes.

Lo que por un lado parecía un árbol de navidad del cuál se servían trozos. Algo así como una galleta azucarada dulce. se llama Shakotis

IMG-20131129-WA0009

Originalmente:

Y un pastel que literalmente hacía 5 minutos que sacaba del horno, un bizcocho esponjoso con toques de manzana.

IMG-20131129-WA0002

De beber, cerveza y sidra.

La verdad es que la lata de sidra ni fu ni fa.

IMG-20131129-WA0004

Pero la cerveza estaba muy pero que muy buena y más para el precio que tenía en el restaurante 1.5 euros una cerveza litauan turbia muy buena. Hay tres opciones, rubia, turbia o negra todas por 1,5

IMG-20131129-WA0005

La cuenta salió muy bien de precio. 27 euros.

IMG-20131129-WA0011

 

Valoración del restaurante:

Valoración del local: 8,5/10 muy variado y funcional.

Valoración de la comida: 8,5/10 excepto uno de los postres, todo muy bueno y casero.

Valoración del servicio: 9/10 encantadora y servicial.

Volveré en pocos días seguro, es un lugar con comida casera muy sabrosa.

 

Bilbao

16 de septiembre.

Esta experiencia vino recomendada por María una compañera de trabajo que me dijo que le encantaba el local y que tenía que probarlo. intenté ir como 3 veces, pero entre que los domingos no abría y que cerró todo el mes de agosto se me hizo imposible ir hasta este lunes y casi de casualidad.  Celebramos la vuelta a casa de Manu y de Maria.

Carrer del Perill, 33, 08012 Barcelona

Teléfono:934 58 96 24

La cosa ya empezó bien regada… Saludando a un buen amigo que venía de sus vacaciones tomamos dos botellas antes de empezar. Un vino blanco “gewuztraminer” y una botella de cava recomendada. Ambas muy pero que muy buenas.

 

2013-09-16 20.13.26

2013-09-16 20.48.22

 

Desde que llegamos al local, la imagen que da es de un local muy tradicional, con infinidad de fotos antiguas, camareros todos españoles y mayores de 30 años (eso es algo casi imposible de ver en Barcelona) y el dueño “señor Pere” un encanto de persona.

La cara de Manu antes de empezar el festival. Nada más llegar, todos nos atendieron muy amablemente y nada más sentarnos, la carta, pan y butifarra.

2013-09-16 21.23.13

 

Empezamos la cena con un Indret del priorato, 14 euros en un restaurante, un vino muy bueno recomendado por el somellier del local. Un acierto.

2013-09-16 21.31.24

 

 

En el tema de la comida nos dejamos aconsejar por el señor Pere en todos los aspectos, decidimos hacer 3 entrantes y 2 segundos que serían pescado que es lo mejor que tenían del día.

Empezamos con unos fritos con foie. La verdad es que gusto de foie no tenían aunque estaban muy buenos.

2013-09-16 21.34.58

 

Ceviche, que era antojo de Manu, la verdad es que bueno.

2013-09-16 21.44.21

 

Mejillones, discretos la verdad. No tenían nada de especial.

2013-09-16 21.44.27

 

De segundo compartimos dos pescados que se notaba que eran del día.

Rape:

2013-09-16 22.04.47

 

Merluza;

2013-09-16 22.04.53

Sinceramente es un restaurante muy sencillo en la forma de hacer la comida, no había nada especial, aunque se notaba que el producto era bueno.

Como nos quedamos sin vino… (mola que seamos 3 que bebemos…) elegimos otra recomendación “Mascaro Gran Reserva de 1994) La verdad es que aunque le faltaba respirar mucho (tendríamos que haberlo abierto al llegar) esta bastante bueno y era algo diferente a lo que bebo normalmente.

2013-09-16 22.40.42

 

Como teníamos ganas (yo sobretodo) de hacer un buen festival y es un local de chuletones… Pues no me iba a ir sin comerme uno. Y mientras lo preparaban me pedí un Steak Tartar.

Realmente es el plato que más me gusto con muchísima diferencia. Lo único que le podría recriminar al plato es que no tenía patatas fritas… Pero por lo demás, de los mejores que he comido.

2013-09-16 22.46.54

El chuletón sólo se parecía a los que he comido en el precio 42 euros por 1 kilo justito. La verdad es que no vale la pena ir para comer el chuletón.

 

2013-09-16 23.07.33

 

Eso sí, esta carita ya deja claro que mal mal, no lo estuvimos pasando. JEJEJE.

2013-09-16 23.41.41

 

Los postres caseros, cargados de chocolate y muy clásicos. Son platos que en si mismos ya tienen 500 kalorias, pero que dificilmente tengan mal sabor, sólo que te hacen compararlos con los postres de tu abuela… y cuando se pone la abuela por en medio.. díficil ganar.

2013-09-16 23.44.17

 

Aquí es donde vino el mosqueo del día… Nos cobraron TODO 218,50 euros y 10 euros por dos copas de moscatel. Me pareció una aberración, totalmente por encima de su precio el local y no pensaba volver a ir nunca hasta que me decidí a hablar con el propietario que estaba sentado tranquilamente en una mesa.

2013-09-17 00.32.35

 

La conversación fue de la siguiente forma:

Yo: Disculpe cuál es la media por persona en este restaurante?

Pere: pues unas 120 personas lo más que entra.

Yo: No me ha entendido, me refiero a qué cuanto se gasta cada persona de media en este local.

Pere: Ah! pues mira, antes 40 a 50 euros, ahora es raro que se pase de 35….

Yo: Pues miré, yo me acabo de gastar 75 euros por personas, aquí tiene la cuenta, no me han invitado absolutamente a nada, no han tenido ningún detalle y encima me han cobrado 10 euros por dos copas de moscatel, lo cuál me parece totalmente desproporcionado y es uno de esos detalles que hace que una persona no vuelva a un local a cenar.

Pere: Cambió la cara completamente, se avergonzó de lo que había hecho, es cierto que no era su culpa y que no puede reñir a un camarero por cobrar lo que sirve, pero como jefe debería ser consciente de las cosas que pasan en sus mesas. Me pidió disculpas miles de veces, no sabía si darme una botella de cava, invitarme a cenar otro día, etc. Pero la frase con la que me quedo es:  Això no es pot arreglar. Además le pidió perdón personalmente a cada uno de mis acompañantes y ellos fliparon.

 

En ningún momento lo hice a malas, ni quise quedar como chulo, nada más lejos de la realidad. Creo que la filosofía de estás experiencias culinarias tiene que tener un feedback con los locales en caso de que sea necesario para que sepan que ha pasado y como se sienten sus clientes en pro de mejorar.

 

Valoración del restaurante:

Puntuación del local: 8/10 Un clásico.

Puntuación del servicio: 8,5/10 fueron todos muy atentos en todo momento.

Puntuación de la comida: 7,5/10 Normal hacía bueno, pero desde luego nada espectacular.

Precio,,,, ya lo he dicho aberrante. (eso sí, sigo con mi rutina… jejeje).

Igual vuelvo algún día pero la verdad es que lo haría más por no hacerle un feo al señor Pere que por ningún tipo de invitación.

 

 

La Casa Encessa (Oropesa del Mar)

 

Uno de los hallazgos del verano que no podían faltar en este blog. Que ha ido cambiando a medida que se iban dando diferentes experiencias. En principio sólo quería poner lugares de Barcelona pero me parece faltar al respeto a los lugares que he conocido y a la gente con la que he compartido y éste es uno de ellos. 

 

Situado en una de las subidas del casco antiguo de Oropesa del Mar (para quien no lo conozca, Oropesa es mucho más que Marina d’or), es un restaurante de 2 alturas con dos terrazas una en la segunda planta y otra a nivel de calle que sólo abre por la noche. Es un restaurante de temporada (marzo-noviembre) donde se trabaja especialmente por la noche y la mañana se dedica a la preparación de platos de temporada.

Mis acompañantes en esta experiencia eran mi hermana y cuñado, mi primo y su novia que son los que conocían el local. 

La primera sensación que tuvimos al llegar es la de ser bienvenidos en un local vacío. Por desgracia, hoy en día eso es más que difícil. Subimos al segundo piso, abrimos todas las ventanas, refrescamos la sala, apartamos los móviles y nos comprometimos a tener una comida centrada en los platos y en la conversación  (por eso no tenemos fotos de platos). La carta brilla por su ausencia, depende de la memoria del dueño y su capacidad para inventar y elaborar cada día. Nos cantó aproximadamente 10 platos de los cuales estoy seguro que acabamos probando casi todos.

Especialmente las croquetas, el carpaccio de cabeza de jabalí y el solomillo con foie eran espectaculares. 

Acompañamos la comida con tres botellas de vino y una botella de cava, cada uno más bueno que el anterior y evidentemente eso acabo por subir la cuenta (también los Gin Tonics que tomamos al final de la comida).

2013-07-27 15.16.51 2013-07-27 15.51.42 2013-07-27 16.13.18 2013-07-27 16.49.37 2013-07-27 16.50.23

 

Lo que más me impresiono fue la atención que tuvimos, supongo que una noche de trabajo con el local lleno no será tan fácil, pero si nos atendieron con ese cariño, no creo que eso cambie. 

 

Valoración:

Local 9,5/10. Todo para  nosotros.

Comida 9/10 Prácticamente todos los platos estaban buenísimos.

Servicio 9,5/10 Lo asociaré más al ambiente que al servicio en sí mismo, que fue todo un conjunto.

La cuenta al final salió por 50 euros cabeza aproximadamente. 

En definitiva una última experiencia gastronómica para acabar las vacaciones espectacular.

 

 

Adjunto página de facebook con toda la información del local.

https://www.facebook.com/pages/La-casa-encesa-restaurant-espai-d%C3%A1rt/223782674350635

La Habana

Siguiendo las recomendaciones de la lista del País y los antojos de Cristina, tenemos nuestra primera velada en este restaurante del Raval, cocina tradicional catalana servida por gente que te recuerda siempre a la abuela. Mesas de bar, sillas de bar, mantel de papel, botellas de agua de plástico y mucho guiso!!! Lo que viene a ser comer en el bar del pueblo. Un restaurante con más de 70 años de antigüedad.

Lo que sigo sin entender y tendré que preguntar algún día es por que narices se llama La Habana!!!

En el local había poca gente, era un miércoles noche, pero me sorprendía que hubiera una mesa de turistas de casi diez personas a nuestro lado en este local, seguramente salga en alguna guía porque si no es así no lo entiendo.

La comida que pedimos fue toda para picar, tanto primeros como segundos y nos dejamos aconsejar por la camarera en todo momento.

Nuestra única duda era saber si realmente las alcachofas fritas valdrían la pena o no, y la verdad es que como insistía tanto la camarera pensamos en probarlas y no tenían ningún gusto a alcachofa la verdad, cosa que no culpa al local sino a la temporada en la que estamos (julio de 2013)

Los mejillos estaban buenos y el surtido de entrantes de la casa a la altura del local.

De segundo, tanto el guiso como los calamares rellenos fuera de carta estaban buenos.

Digamos que era lo que esperas de un restaurante de menú del día casero. Sin desmerecerlo para nada.

De postre, un poco de queso y frutos secos para poder acabar el vino. No tomamos copas porque a las 12 teníamos que salir corriendo.

Vinos:

Como mi acompañante sólo me dió una referencia de vino que le gustaba y era un Ribeiro con mucho cuerpo que era imposible encontrar en este local con vinos más clásicos que el local, me la jugué a un Toro “Gran Colegiata Crianza”, con la mala suerte de que no lo tenían, a ciegas me guié por instinto y pensé que un buen Priorat podría tener el cuerpo suficiente para impresionar a mi acompañante y la única opción que tuvimos fue un “Mas de Subirà” y la verdad es que la cara de Cristina al probarlo lo dijo todo. había que guardar esa botella para comer en casa al día siguiente y gastar el último tiro que tenía con la carta que tienen: “Valdubon Reserva de Ribera del Duero” no tenía ni idea de como era el vino, pero me las dí que sabía que pedía. Cuál fue mi suerte al ver que en la segunda copa habíamos mejorado y en la tercera ya se notaba que habíamos acertado. Era lo más parecido a lo que buscamos. Todo este show creo que causo estupor en la mujer que nos atendía. Como decía Cristina “no eres justo, ella no sabe con quien esta tratando, es una relación demasiado desigual”.

Valoración del restaurante:

Local: 6/10 es un bar donde vas a lo que vas, un buen menú del día o una cena con colegas, no es para llevar a una pareja a no ser que vayas a hacer un show divertido.

Comida: 7/10 en su mayoría todo correcto, pero nada impresionante.

Servicio: 6,5/10 como si te sirviera tu abuela, pero sin en el encanto de nuestras queridas abuelas.

Precio de la cuenta teniendo en cuenta que eran dos botellas de vino, aprox 120 euros. Creo recordar que no nos invitaron a nada, teniendo en cuenta lo que gastamos me pareció raro.

web del local:

http://www.restauranthavana.cat/historiacastellano.html

Las Fernandez

Hacía como cuatro sábados que pasamos por este local, mi amigo Rafa y yo, perdidos por el Raval de Barcelona buscando un sitio donde pudiéramos comer encontramos este local que aparentaba maneras por su diseño desenfrenado y el buen ambiente de sus clientes. La pena es que estaba lleno y no pudimos quedarnos, un sábado noche sin reserva es difícil comer en un sitio que valga la pena en Barcelona por mucha crisis que dicen que hay…

Como Rafa es un señor de gran memoria y mejores detalles, no olvido ni el nombre ni el antojo que tuvimos de entrar y me propuso ir este domingo (7 de julio de 2013) a probarlo. Eso sí, sólo se puede ir por la noche y reservando porque tienen dos turnos de cena.

El restaurante aúna los platos del Bierzo con platos más catalanes e incluso internacionales, pero se tiene que reconocer la mano de la cocina casera en cada uno de los platos. Me quedé con ganas de probar alguna tabla de embutidos o quesos, pero siempre hay que dejar algo para la segunda visita. Cuando vas al baño tienes la sorpresa de pasar por la cocina “literalmente” y ver como en un espacio tan pequeño elaboran todos los platos.

Lo primero que me impresionó del local era el listado de platos del día, algo demencial e imposible de memorizar por ningún camarero y más si cambia al día como nos comentaron. Posiblemente habían más de diez platos fuera de la carta, menos mal que la camarera nos dejó leer la carta tranquilamente y nos paso la hoja con platos del día sino me veía imposibilitado en recordar nada de nada.

Tomamos 3 entrantes y dos segundos todo para compartir y mucho pan para mojar!!!!

Croquetas de ceps y tomates secos, sabrosas pero frías en su interior.

Patatas con chorizo, muy buenas y sabrosas.

Pimiento asados con parmesano y anchos, un buen entrante frío para disfrutar.

De segundo:

Guiso de merluza con almejas también muy bueno.

Pollo macerado con lima acompañado de un arroz bastami con frijoles. El único plato que se veía por debajo de los demás. “antojo de Rafa tenía que ser, jejeje”. La verdad es que el pollo estaba bueno pero la guarnición no tenía gusto, empequeñecía el plato.

Postre: Culan con helado de Vainilla. Parecía más un mega brownie que un culan pero he de reconocer que tenía su tan apreciado chocolante derretido.

Tarta de nombre impronunciable y con más de 5 ingredientes donde prevalecía el dulce de leche, la galleta y el plátano. Espectacular también.

Como Rafa no acompaña con el vino y llevaba una semana muy dura, tomé sólo dos copitas del vino de la casa: Cuatro Pasos 2010 un crianza del Bierzo bastante aceptable por 3,5 la copa.

La cuenta salió por 72 euros dos personas. Aunque he de reconocer que nos pasaron una cuenta sin cobrarnos ni los segundos ni los postres que se habían obligado de apuntar. Pero como no has de hacer lo que no quieres que te hagan… Pues avisamos a los camareros y nos llevamos de gratis tantos chupitos como queríamos.

Valoración:

Local: 7/10. Pequeño pero con buenas mesas cosas que hoy en día se agradece.

Servicio 7/10 Totalmente informal pero muy cercano, en todos los aspectos se notaba que era gente que estaba sirviendo como en su casa.

Comida: 8/10. Todos los platos eran sabrosos.

web del local:

http://www.lasfernandez.com/

Fotos del local:

las fernandez 2 LAs fernandez