Lo de Flor.

8 septiembre

  • Carrer de les Carretes, 18. Raval.
  • Teléfono: 934 43 38 53
  • www.lodeflor.com

Este restaurante estaba en la lista de restaurantes del País que había que visitar y tenía ganas de probarlo.

Fuimos el domingo por la noche Elena, María y yo y la verdad es que el local nos gusto mucho, también la comida y el servicio estuvo bien aunque necesitaré explicarlo más tranquilamente luego.

El local es pequeño, en dos alturas, pero acogedor. Mesas blancas de madera y una decoración muy bien conseguida.

Las camareras dos chicas jóvenes sudamericanas que desde un primer momento fueron muy simpáticas, aunque la cosa fue derivando en algo que no me gustó. En esta cena aprendí algo que sabía, que había experimentando en primera persona como camarero muchas veces y que me habían criticado que hacían mis camareros cuando yo no estaba en la sala. Exceso de relajación, confianza y desatención cuando había poca gente. El principio de la cena estuvo muy bien, buenas recomendaciones, buena atención, buen servicio. Pero a medida que pasaba el tiempo la cosa fue cambiando, cuando íbamos por el segundo me empecé a dar cuenta que las dos chicas se habían soltado el pelo (literal y metafóricamente) había dos amigos en la barra, una mesa que acababa de llegar de 5 colegas más y el servicio empezó a decaer en picado. Empezaron a tomar copas de vino en la barra (nada exagerado pero si me molesta tener mi copa vacía mientras veo que un camarero se sirve la suya), una de las chicas salió a tomarse algo con un cliente y no volvió hasta pasados 20 minutos y fue durante este tiempo que me sentí abandonado y desatendido. La mesa que llegó más tarde que nosotros tomó café antes de que a mí se me ofreciera el postre. Se les invitó a chupitos, a nosotros ni tan siquiera se nos ofreció el postre. Resultado de esta dinámica? no tomamos postre (8 euros menos para el local) sólo tomamos una ronda de café (5 euros menos para el local) y no tomamos ninguna copa (12 euros menos para el local). Una cuenta que no llegó a 100 euros, podría haber sido de 125 euros, eso es un 25% de pérdidas por desatender a unos clientes. Estoy seguro que no todo el mundo será como yo, que no se fijará o que pedirá las cosas si no se las ofrecen, pero mi forma de entender estás experiencias no es así.

He de decir que cuando nos fuimos la chica salió corriendo porque nos habíamos dejado el móvil. Eso hay que agradecerlo.

La verdad es que hasta el segundo plato tenía clarísimo que volvería. Cuando salí me lo tuve que pensar más de una vez, puede que vuelva, no lo he condenado, pero es otro restaurante más del quiero y no puedo. Además, lo que más tristeza me da en estos locales es que seguro que la gente no es consciente de estos detalles, sin embargo son los que marcan la diferencia entre la excelencia y la normalidad

La decoración de la mesa sencilla pero bonita,

2013-09-08 21.24.52

Pasemos a hablar de la comida:

La carta de comida correcta y variada. El diseño muy acorde con el local.

2013-09-08 21.26.18

La carta de vinos me pareció super divertida y muy original. Muy escasa la verdad pero tenía mucha gracia.

2013-09-08 21.27.11

 

Acompañamos la comida con un vino que tenían fuera de la carta de Terra Alta, un vino jóven potente pero de muy buen gusto

2013-09-08 21.43.05

Empezamos la comida con una recomendación de la casa, paté de hígado de pato casero. Realmente muy bueno, muy cremoso y muy fino. El pan que lo acompañaba estaba buenísimo.

2013-09-08 21.38.51

 

Como segundo plato tomamos una recomendación del día, “ceviche” y un plato que todas las guías decían que había que probarse “los mejillones a la dijon”. La salda de los mejillones espectacular y los mejillones muy carnosos y sabrosos. El ceviche también estaba a la altura del local.

2013-09-08 22.04.54

2013-09-08 22.05.01

 

 

Por último tomamos una carne también recomendación del día: “Milanesa con tomate y queso fundido acompañada de puré de patatas y boniato. Presentación muy básica pero sabor muy intenso. La carne estaba especialmente jugosa.

2013-09-08 22.41.58

Para acabarnos la copa de vino pedimos una selección de quesos. Los tres muy buenos, especialmente un testum italiano. Lo que no estaba nada bueno eran los tomatitos secos, realmente avinagrados. Pero igual es la forma de hacerse allí.

2013-09-08 23.16.22

La cuenta ascendió a 95,30 por tres personas, lo que sería 32 euros por personas, con botella de vino, dos copas más de vinos y dos aperitivos. Ni caro ni barato, ajustado. Pero como decía al principio ningún detalle.  Aunque de que me voy a quejar si llevan todo el mes invitándome a cenar las mujeres! Esta vez volvió a ser Elena la que me invitó a cenar.

2013-09-09 00.23.03

 

Valoración del restaurante:

Local: 8,5/10 acogedor y bien decorado.

Comida: 8,5/10 raciones adecuadas y buenos sabores.

Servicio: hasta el segundo plato 8,5/10, hasta el tercer plato 7/10 a partir de los quesos 3/10… De media le pondremos un 6.

Lo tengo que pensar y darle vueltas, pero creo que volveré.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s